Demo
Real
xtrade logo

Opere en Xtrade

Nuestra potente e innovadora plataforma de operaciones le ofrece diferenciales y márgenes competitivos en nuestra amplia gama de instrumentos CFD.

Opere con CFD en Xtrade

Contratos por diferencias (CFD) con Xtrade: la forma más flexible de operar en los mercados financieros.

Las operaciones con CFD permiten al operador abrir una posición sobre el valor futuro de un activo cuando piensa que va a subir o bajar.

¡Empiece ahora! Opere con CFD en acciones, materias primas, índices o divisas.

¡Sin comisiones – Diferenciales fijos!

Diferenciales fijos entre los precios de compra y los de venta. ¡Disfrute de realizar operaciones sin comisiones! Para ver nuestras tarifas Haga clic aquí.

Opere con CFD con apalancamiento

Amplifique su potencial de compraventa mediante la herramienta de apalancamiento. Recuerde que el apalancamiento puede actuar tanto a su favor como en su contra y que debe extremar la precaución al utilizarlo.

Opere con CFD si sube o si baja el mercado

Use sus predicciones del mercado para establecer su posición de apertura de compra o de venta. Puede ir a corto o a largo.

Abra una cuenta de operaciones con Xtrade

Se tarda menos de 2 minutos en abrir una cuenta con Xtrade. Puede añadir fondos a su cuenta mediante tarjeta de crédito, Skrill o transferencia bancaria.

Lista de CFD

DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO PARA "CONTRATOS POR DIFERENCIAS" (CFD)

Condiciones de operación

El Cliente reconoce y entiende que la Compañía no proporcionará al Cliente asesoramiento relacionado con los CFD, los activos subyacentes para los CFD ni (si procede) los mercados en los que se negocian los activos subyacentes, ni hará recomendaciones de inversión, ni siquiera en las ocasiones en las que el Cliente solicite tal asesoramiento y/o recomendación. El Cliente tomará todas y cada una de las decisiones de inversión por sí solo.

Pérdida máxima posible

Por definición, los CFD (contratos por diferencias) no otorgan derechos (ni obligaciones) sobre el activo subyacente.La compañía abonará en (o, en su caso, restará de) la cuenta de negociación del Cliente el valor monetario de un contrato de CFD celebrado.Este valor monetario será la diferencia entre el precio de apertura y de cierre de una posición de CFD (abierta y cerrada por iniciativa del Cliente) menos los cargos por primas incurridos . Este resultado neto puede ser negativo (pérdida) o positivo (beneficio). La pérdida máxima posible para cualquier Cliente no es solo el margen utilizado para abrir una posición de CFD, sino que puede extenderse a parte o a la totalidad del importe depositado en su cuenta de operaciones. Cuando las pérdidas del Cliente se extiendan a la totalidad del importe depositado, se liquidarán todas las posiciones abiertas y su saldo disponible será igual a 0. En caso de que el saldo del Cliente esté por debajo de 0 (es decir, saldo negativo), la Compañía revertirá dicho saldo a 0 (protección de saldo negativo), de acuerdo con los requisitos reglamentarios. Consulte el ejemplo numérico que se expone a continuación.

Volatilidad:

El precio de un CFD se deriva del precio del activo subyacente (incluidos acciones, índices, materias primas y ETF. Consulte nuestra sección lista de CFD para ver maś detalles), que puede ser muy volátil. Los precios de los instrumentos financieros y del activo subyacente pueden fluctuar rápidamente y en amplios niveles fuera del control del Cliente y de la Compañía. Bajo ciertas condiciones de mercado puede que sea imposible ejecutar la orden de un Cliente a los precios declarados. Los precios de los instrumentos financieros y los activos subyacentes se verán influidos, entre otras cosas, por cambios en los acontecimientos políticos y económicos nacionales e internacionales y por las condiciones imperantes en el mercado relevante.

Transacciones Extrabursátiles en Instrumentos Financieros Derivados:

Los CFD ofrecidos por la Compañía son transacciones fuera de la bolsa (es decir, de venta libre), mientras que las plataformas de operaciones en línea que ofrece la Compañía no están vinculadas a un mercado regulado ni a un mecanismo de negociación multilateral, como las bolsas de valores autorizadas.


Las condiciones de operaciones las establece la Compañía y están sujetas a cualquier obligación que tengamos para ofrecer la mejor ejecución y para actuar razonablemente y de acuerdo con nuestro Acuerdo de Cliente y con nuestra Política de Defensa de Intereses y Ejecución de Órdenes. Cada CFD que el Cliente abre a través de nuestra plataforma de operaciones ocasiona la creación de una orden con la Compañía. Tales órdenes solo pueden cerrarse con la Compañía y no son transferibles a ninguna otra persona.

Apalancamiento:

Para crear una orden CFD, el Cliente está obligado a depositar y mantener un margen.El margen es generalmente una suma relativamente modesta proporcional al valor teórico del total del contrato en términos monetarios.Esto significa que el Cliente operará con "apalancamiento". Por lo tanto, movimientos de mercado relativamente pequeños pueden conducir a un movimiento proporcionalmente mucho mayor en el valor de la posición del Cliente, ya sea a su favor o en su contra.

Si el mercado se mueve contra la posición del Cliente y/o aumentan los requisitos de margen, es posible que se solicite al Cliente con poca antelación que deposite fondos adicionales para mantener su posición. No cumplir con una solicitud de depósito de fondos adicionales puede provocar el cierre de sus posiciones.


Los clientes deben supervisar sus cuentas de operaciones y tomar las acciones apropiadas, ya que el apalancamiento multiplica las pérdidas y los beneficios. La Compañía no supervisa las cuentas de los Clientes y no puede tomar ninguna decisión con respecto a las posiciones abiertas en nombre de los Clientes.


Ejemplo:

Supongamos que el cliente ha depositado en su cuenta de operaciones 2000 USD y que el apalancamiento efectivo aplicado es 1:100. Por lo tanto, el máximo valor teórico posible con el que el Cliente negocia es de 200 000 USD (apalancamiento de 100 X 2000 USD).


Supongamos que el Cliente ha abierto una posición CFD con un valor nocional de 100 000 USD (el margen inicial utilizado para esta posición es de 1000 USD). Si el mercado subyacente se mueve un 2,1 % contra el Cliente esto provocará una reducción del patrimonio del Cliente de 2100 USD y como consecuencia la posición se cerrará automáticamente, haciendo que el Cliente pierda el importe depositado.Como la cantidad depositada por el Cliente ha sido de 2000 USD, aunque las pérdidas han alcanzado los 2100 USD, el Cliente perderá su dinero depositado pero no será responsable de pagar los 100 USD restantes.


Por el contrario, un movimiento de mercado del 2,1 % a favor del Cliente producirá un aumento en el patrimonio neto de 2100 USD que no se abonará en la cuenta de operaciones del Cliente hasta que el Cliente cierre la posición.


Tenga en cuenta que, por motivos de simplicidad en el ejemplo anterior, no se han considerado los efectos de las comisiones (como los cargos por prima). Para obtener más información sobre los cargos y/o comisiones de la Compañía, haga clic aquí.

Mitigación de riesgos

La Compañía ofrece herramientas de mitigación de riesgos, tales como stop loss, que pueden limitar la cantidad que el Cliente va a perder.

El Cliente es responsable de poner una instrucción de stop loss por iniciativa propia. Cuando se pone una instrucción stop loss después de abrir una posición, dicha posición se cerrará automáticamente en función de los límites elegidos por el cliente.


No obstante, el Cliente reconoce y acepta que no está garantizado que estas herramientas de mitigación del riesgo funcionen correctamente siempre y especialmente cuando hay, por ejemplo, condiciones de mercado adversas.Además, bajo ciertas condiciones de mercado el precio de ejecución de una orden Stop Loss puede ser peor que su precio establecido por el cliente y las pérdidas pueden ser mayores de lo esperado.

Naturaleza y características del producto

Operar con CFD es una actividad muy especulativa y con mucho riesgo y no es apta para el gran público, sino solo para aquellos inversores que:


  1. entienden, reconocen y están dispuestos a asumir los riesgos económicos, jurídicos y de otra naturaleza a los que está asociada esta actividad.
  2. consideran que sus circunstancias financieras personales, recursos financieros, estilo de vida y obligaciones son financieramente capaces de asumir la pérdida de su inversión total.
  3. tienen el conocimiento y la experiencia para entender las operaciones con CFD.

Los instrumentos financieros que ofrece la Compañía son CFD en su totalidad, es decir, instrumentos financieros derivados cuyo valor se deriva de una matriz de activos subyacentes (tales como acciones negociadas en bolsas, pares de divisas, futuros de materias primas y ETF).

¿Listo para operar?

Empiece hoy con su cuenta en Xtrade

Las operaciones con CFD conllevan un riesgo significativo de pérdidas. Operar con divisas y CFD implica un nivel significativo de riesgo y puede perder todo su capital invertido. Asegúrese de que entiende los riesgos que implica.